Saltar al contenido

Nuestro primer contacto con el Risco de San Nicolás

11 junio, 2019

Cuando se mira el Risco de San Nicolás desde abajo, lo primero que se ven son las cuestas. El camino parece solo una empinada pendiente hacia arriba. Pero cuando nos adentramos en San Nicolás, el camino se volvió “hacia adentro”. Descubrimos un barrio lleno de colores y sabores, de rincones hermosos y, sobre todo, de gente buena que hizo de cada una de nuestras visitas una aventura aún mejor que la anterior.
Siempre con una sonrisa, dispuestos a ayudarnos y a abrirnos las puertas de sus hogares y de sus corazones, los risqueros nos enamoraron desde el primer momento.

 

Anuncios

Primeros contactos con el Risco de San Nicolás

21 mayo, 2019

Comenzamos a realizar rutas fotográficas por el Risco de San Nicolás en el año 2014, recorriendo sus calles y cuestas empinadas y poco a poco fuimos descubriendo un barrio lleno de luz y de color que nos abrió de par en par sus puertas y su alma.

Screenshot_20160609-123335

4

3.jpg

6002.jpg

600.jpg

5.JPG

DSC_0746.JPG

1.jpg

DSC_0719.JPG

DSC_0726.JPG

DSCF8244.JPG

Un paseo por el Risco de San Nicolás

20 mayo, 2019

GABRIEL DELGADO 80x50cm

Las zonas urbanas concentran más del 70% de la población europea, siendo las políticas de cohesión social uno de sus objetivos prioritarios dentro de la Unión Europea.

Con esta propuesta expositiva “Un paseo por San Nicolás: intervención expositiva dentro de un marco europeo” hemos pretendido a través de la expresión artística y la cultura, reformular estrategias sociales de innovación e integración siendo la fotografía el medio que hemos utilizado para adentrarnos en un barrio que nos identifica como ciudad y al que hemos querido poner en valor.

Nicolás 1895 Ojeda Pérez L

El Risco en 1895 (Pérez Ojeda L. -Fedac)

El barrio de San Nicolás en Las Palmas de Gran Canaria, tiene unos orígenes enmarcados en un contexto europeo expansionista. Tras la invasión de la armada holandesa  al frente de Van Der Does, un 26 de junio de 1599, comienza una etapa de reconstrucción urbanística que da lugar a un desplazamiento de la población, afectando sobre todo a las clases humildes. Los riscos que rodean los barrios de Triana y Vegueta (entre ellos San Nicolás), se convirtieron en el mejor refugio de protección y evacuación de una población sobresaltada.

El risco de San Nicolás supuso un punto estratégico de defensa y vigilancia para la ciudad y los gobernantes lo colmaron de fortificaciones para protección de la ciudadanía, convirtiéndose en ese lugar donde se vino a refugiar toda esa población humilde, formada por gente propia de la ciudad, e inmigrantes del interior de la isla, dedicadas a profesiones artesanales, la agricultura y principalmente la marinería. Curiosamente el color de las casas, particularidad que hace que este barrio sea la seña de identidad de Las Palmas de Gran Canaria, correspondía a facilitar su reconocimiento por los marineros cuando estaban en alta mar, según palabras del historiador Francisco Cabrera.

Nicolás Iglesia y fuente 1895

Plaza, ermita y fuente en 1895 (Fedac)

Podemos denotar que aún siendo un barrio de los más característicos y pintorescos de la ciudad, en la actualidad sigue contando con una población vulnerable, donde se lucha contra la pobreza, la exclusión y la desigualdad. Propuestas presentadas por el departamento de urbanismo de Las Palmas de Gran Canaria dentro de la convocatoria  Urban Innovative Actions, puntualizan su preocupación por un urbanismo entendido dentro de un marco social, centrado en la rehabilitación social de la zona,y colaborando con fundaciones como la canaria Farrah, una ONG que trabaja en el barrio desde hace años.

Es por ello por lo que esta propuesta se presentó como un “paseo” ya que es una zona que aún siendo la más pintoresca de la ciudad, se considera una zona peligrosa (nada más lejos de la realidad) y por lo tanto es totalmente desconocida hasta por los propios habitantes de la propia urbe.

Otro de los factores a tener en cuenta es el gran interés prestado a este barrio por los turistas, interesados tanto por su historia, como por su idiosincrasia y cercanía de sus gentes, siendo muchas de sus calles (….) todo un reclamo, donde los propios vecinos han decorado tanto las fachadas de sus casas como sus paredes, con una autenticidad propia de barrio, que enmarcados como estamos dentro de una globalización trepidante donde todas las ciudades comienzan a parecerse, estas pequeñas intervenciones son las que le dan valor y riqueza a un espacio compartido donde todos los vecinos participan y colaboran.

Desde enfocArte, queremos mediante esta propuesta  poner en valor a las personas que habitan el Risco. Durante un año hemos realizado diversas rutas fotográficas al Risco de San Nicolás, con la intención de conocer a sus gentes y hacernos cómplices de su mirada  a través de nuestras cámaras.

Inauguración Enmuradas Centro Cultural Pepe Dámaso

14 mayo, 2019

Inauguramos nuestra exposición el 16 de marzo de 2015 con la actuación del Proyecto Artes Escénicas, con la pieza “Alas para ir más allá desde aquí”  dirigido por Chago Rodríguez .

10321712_10201732960283253_450386381975547944_o

1078660_10201732958363205_5189369623913986387_o

1896888_736337959817357_4520579753473011897_n

Amapolas enmuradas

11068300_10200498440421028_3829506637722749337_n

11039118_845102885559838_3772035903781782551_o

11043343_736338033150683_4127918682254453089_o

11046707_736314083153078_232696764442646575_o

1013599_10200498458261474_2729642190055509314_n

10305062_10204749636358618_4978380179510418991_n

11062702_438959309585887_1770303619734045928_o

fotos monja

10636234_10205238492795248_8871536802829084571_n

1796668_10205238491595218_495987470920728093_n

 

11059207_10200498440621033_1186479262436391155_n

11038152_845592178844242_3609566984987434232_o

 

 

Exposición Centro Cultural Pepe Dámaso

27 noviembre, 2018

17.MORDAZA Periodico copia

Mi muro es desde pequeña el no poder expresarme adecuadamente. La razón de ello, es que mi padre era muy estricto. Siempre esperaba a que le dijera las palabras correctas, si no, se enfadaba. Por eso empecé a no hablar, porque dudaba de que lo que iba a decir no estuviera bien. Me confundo mucho, y en el colegio hacía lo mismo, dejar de hablar. Todavía me es imposible poner las palabras correctas, tanto escribiendo como hablando. Como sé que  me voy a quedar así el resto de mi vida, no me siento tan mal y porque  mi hija me está ayudando bastante corrigiéndome, me llamo S… a raíz de esto  tartamudeo.

 

 

10959995_10204998970327336_6738250158657788984_o

Mi vida siempre ha estado sujeta a  la falta de decisión a la hora de decir NO. Desde pequeña me enseñaron que lo que nuestros mayores nos decían había que cumplirlo sin rechistar, sin la opción de decir no, aunque no estuviéramos de acuerdo, eso nos crea inseguridades, crecemos con la idea de la obediencia y en mi caso me fue marcando para toda la vida…Siempre antepongo la necesidad de los demás y eso te va levantando un muro que te hace sentir prisionera.

 

 

Enmurada- (9)

Todo lo que limita la vida es un muro, será más grande o más pequeño, pero existe. Algunos son salvables y otros te acompañan toda la vida. Dentro de ellos se guardan cosas, como las angustias, depresiones,….

 

 

 Muro Isla

Mi muro es la falta de libertad en mi niñez, adolescencia y juventud para moverme libremente, para hacer lo que me apeteciera en cada momento, que me dieran la oportunidad de  aprender a través de mis posibilidades, y no de mis errores.

“Todo por ser mujer”

Cuando lo pienso me duele el alma, porque ¿cómo recupero ese tiempo perdido, esas vivencias no experimentadas, esa gente que no conocí?

 

 

DSC_0932-2

Mi muro es la necesidad de proteger a mi hijo. El es un niño diferente, sensible, vulnerable,…un niño especial.

 

 

IMG_8523-Editado2015-01-28

19 enmuradas caja luz

Mis muros empezaron a forjarse antes de mi nacimiento, ya que heredé los muros de mi madre. Yo nací con el sello de bastarda, que lo he arrastrado durante toda mi vida. Las religiosas hicieron que estos muros fueran más altos, marcando con dureza la diferencia de clases. La entrada  al colegio era por diferentes puertas, por supuesto que las traseras eran para las niñas pobres y si te descuidabas un poco, incluso te reclutaban para ser sirvienta.

Mi último muro fue una vida de maltrato.

Ahora puedo gritar ¡en esta vida no hay muros que no se puedan derribar! Soy libre y estoy en paz.

 

 

DSC_0900-4

Debo marchar, pero no puedo, algo me lo impide…mi muro.

Mi muro es mi tierra, mis padres, mis hijos.

Mi muro son mis raíces.

 

 

 Meditizable 1

Mi muro es renunciar a mis deseos, fines e ilusiones por supeditarme a satisfacer a los demás. Siento como si el viento me llevara allá donde va.

 

 

 Monja definitivo

Mi muro es cuando tenía siete años de edad, mi madre para que tuviera una educación como Dios manda, me envió a un internado; nunca lo he podido superar, esa reclusión me supuso apartarme del cariño y del afecto de mi familia…Así estuve siete años cruciales de mi vida, recluida. Aún me produce dolor, rencor… a esas maléficas monjas.

 

 

_MG_5845

Mi muro es ese “Yo negativo” que habita en mi cabeza; con el tiempo he dejado atrás todo aquello que no me dejaba crecer y madurar como persona y mujer. Pero no he conseguido dejar atrás ese “yo”, aún manda en muchos aspectos de mi vida, en forma de miedos, dudas e inseguridades.

La mayoría de las veces alimentado por todo lo que nos rodea a las mujeres de este siglo XXI: responsabilidades, sociedad, familia, necesidad de triunfar, de agradar, de no ser dependientes de nadie…

Espero algún día derribar ese muro y vivir aceptando por igual mis errores y aciertos.

 

 

_DSC0060-2

Mi muro es la sexualidad.

 

 

We can 50x75

Mi muro es la idea preconcebida con la que crecemos, que necesitamos un hombre para ser felices, que nuestro príncipe azul tiene que venir a rescatarnos de nosotras mismas, eso nos mete entre cuatro muros.

Debemos entender que podemos ser felices solas, independientemente de tener pareja.

El amor debe ir en las dos direcciones, los príncipes azules no existen y las princesas desvalidas son juguetes rotos en la sociedad.

 

 

 1024 Amapolas

Mi muro es poder decirle al mundo lo que en realidad valgo; lo guapa y espléndida que me siento, lo feliz y orgullosa que estoy de mí misma, de quererme un poco más cada día, porque creía que era soberbia y que estaba feo decirlo de una misma, y estaba equivocada. Por eso me encanta estar riendo y trasmitir a la gente mi alegría haciéndoles sentir vivos, fuertes y alegres como las amapolas del campo, que siendo flores tan sencillas, alegran la vista.

 

 

Timidez 1

Mi muro es la timidez.

 

 

10418151_10200356197345040_7853486648280898420_n

Mi muro es hacerles entender a mis hijos que la muerte no es la muerte, sino la vida, que entiendo que hagan luto, pero que no estén tristes, porque yo voy a descansar y a ser feliz con nuestro Padre Dios.

 

 

2. postrada 80x47 copia

Mi muro es quedarme imposibilitada y no valerme por mi misma. Depender de los demás, porque llevaría muy mal ser una carga para mi familia y personas de mi entorno, perder mi libertad y sentirme inútil.

 

 

cortina 9

Mi muro es ese lugar asfixiaba mi alma, mi cuerpo, e incluso mi mente. Aquellas paredes que fueron mi casa, me convirtieron en un ser invisible y gris. Yo soñaba que escapaba volando en una explosión de vida. Hasta que un día dejé de soñar, volví al mundo real  y me fui.

 

 

18. ENMURADAS copia

Siempre he vivido sin muros y no los he tenido a lo largo de mi vida. Hoy mi vida tiene un muro muy oscuro de donde cada día intento escalar. Este muro no me lo he puesto yo, me lo ha puesto la vida arrebatándome de forma salvaje e inhumana a mi hijo. Es un muro negro, oscuro, un pozo. Desde el que día a día me obligo a escalar para llegar a la luz.

A veces consigo pequeños destellos de luz, otros días son grises, negros. Esta es mi lucha diaria y lo escalo poco a poco, para poder estar con las cosas bonitas que me ofrece la vida y en especial mi familia.

Quiero decir que los muros están siempre en nuestras vidas, tanto si tú te los pones o tropiezas con ellos.

 

 

Medicamentos 2

Mi muro es el miedo a perder mi autonomía mental y psíquica, a la soledad, a la marginación sin sentido, a quedarme atrás, a no poder seguirle el ritmo a la vida. También amo todos los muros porque a veces nos protegen y nos resguardan de tanto ruido inútil. Sé que están ahí. Sé que son sólo eso, muros, simples muros de quita y pon y no debo dejarlos que me aíslen.

Siempre me asomaré a través y por encima de ellos, pues siempre hay un más allá maravilloso, que nos puede asombrar.

 

 

 

Enmurada

27 noviembre, 2018

 

 

Monja definitivo

 

 

Místicas y visionarias,  mujeres del siglo XII al XIV  revelaron su experiencia interior, franqueando las barreras de un mundo que las había condenado al silencio. Enmuradas,  se apartaron del mundo desde muy temprana edad, encerrándose en su celda interior, a expensas de dejarse arrastrar por las transformaciones del alma; esa experiencia mística, que surge en el lugar del deseo.

Un duro ascetismo, que comenzaba con el ritual de reclusión, rito fúnebre en el que se ponía de manifiesto su muerte al mundo. Toda una renuncia, recluidas de por vida, en celdas de piedra de  apenas ocho pies, comunicadas con el mundo exterior sólo a través de una diminuta ventana de cristal. Una renuncia vital, que desde el colectivo enfocArte de la Universidad Popular de Las Palmas de Gran Canaria, hemos querido traspasar a nuestra contemporaneidad. 

Al igual que las místicas de la Edad Media, se apropiaron de la escritura para hablar de sí mismas y de sus experiencias reveladas, nos hemos atrevido a poner de manifiesto los muros contemporáneos de muchas mujeres a través de la palabra y la imagen. Muros hoy, transparentes e incluso invisibles, pero que siguen estando presentes. Limitaciones que nos ponemos nosotras mismas o nos impone la sociedad, o incluso limitaciones de nuestra propia corporeidad; una mirada interior, atemporal que no nos deja indiferentes, pues todo lo que limita la vida no deja de ser un muro.

Nuestro agradecimiento a todas ELLAS, que han colaborado con esta humilde propuesta expositiva. Lo único que hemos pretendido es dar visibilidad a esos “muros” que ojala tuviéramos la capacidad de derribar.

                                                                                                          Colectivo enfocArte 

_DSC0018_1

La prensa local se hace eco de nuestra exposición “Narrativas visuales en torno a la manipulación mediática”

8 octubre, 2018

La Provincia Diario de Las Palmas

prensa pequeña5

Canarias 7

prensa pequeña 6_1